Aldealobos

 

Un pueblo muy pequeñito, pero con mucho encanto, que conserva su carácter totalmente rural. En él parece que el tiempo se ha detenido. Construido en la ladera de un monte se abre a la explanada entre Molinos y Oteruelo. Perfecto para pasear entre los pueblos, disfrutando de su paisaje natural.

 

A pesar de su nombre hoy ya no existen manadas de lobos, únicamente en las zonas de montaña se pueden todavía observar corzos, aves y algún jabalí.

 

En el Pueblo podemos disfrutar callejeando sus  pintorescas casas y visitar la Iglesia de San Pedro. A la entrada, aún Molinos, la Ermita de Santa María de Velilla, mientras a la salida está la Ermita del Cristo.

 

Como curiosidad, al igual que en los otros pueblos del valle, encontraremos un antiguo lavadero, utilizado por las mujeres y una zona de bodegas, excavadas en la tierra, para conservar productos y vino.

 

Fiestas:

Patronales de San Pedro. Ultima Semana de Junio.

Del Cristo. 2º Fin de Semana de Septiembre.

Aldealobos, La Rioja