El Médico de Pipaona

 

"Dime Blanca, ¿Qué te ha parecido la casa?" "Me ha gustado Blas, es muy acogedora, ideal para grupos pequeños, no es facil encontrar una casita así. Justo al lado de la iglesia, fácil de acceder y muy íntima, la podemos decorar y ofertar como alojamiento rural". "Sí, vamos a La Alameda, a abrir el bar, que en seguida llegarán clientes". "Hola, ya me iba, pensé que no había nadie". "Ahora abrimos, estábamos viendo la casa al lado de la iglesia, nos gusta como casita rural". "La Botica de Pipaona, es verdad que ya no necesitamos farmacia, si la cogéis vosotros se mantendría la tradición del Vínculo, aunque los tiempos cambian y no hay guerras". "Pero, ¿qué es el Vínculo?" "En el siglo XVII nació en Ocón, Felipe Merino, un chico muy inquieto. Aunque él y su familia tenían muchas tierras y patrimonio en Pipaona, Soria e incluso Jubera, todos los vecinos sabían que viajaría lejos del valle en busca de aventura. Le gustaba recorrer todos sus terrenos y cuando llegaba al final se quedaba mirando más allá. Su mejor amigo era el más pequeño de la familia Balmaseda, conocidos posteriormente por Don Juan de Balmaseda Cenzano, Capital General y Gobernador de Chile, donde adquirió la Hacienda Bucalemu. Juntos miraron entonces uno a América y el otro a Europa".

Huerto de Carlos, hijo de Rosario