La Villa de Ocón

 

A los pies de la montaña, protegidos por su Castillo, situado en lo más alto del monte, vivían los señores del Valle. Hoy es un pueblo con encanto, en el que se pueden recorrer sus calles estrechas y disfrutar de sus casas señoriales, especialmente el Caserón de los Manrrique de Lara.

 

El Castillo está en ruinas, quedando parte de la muralla y bajando hacia el pueblo las ruinas de la Iglesia de Santa María, que ha cedido protagonismo a la Iglesia de San Miguel Arcangel. Lo mismo ocurre con las ruinas de la Ermita de San Juan, que está en el camino hacia la nueva Ermita de Santo Domingo de Silos.

 

En la entrada del pueblo hacia La Estanquilla se encuentra la Fuente de los Santos, con las ruinas de la Ermita de San Bartolomé. Junto a la Fuente Tosca podemos hacer picnic en el área recreativa y disfrutar del agua fresca que baja de la montaña.

 

Fiestas:

Procesión de los Santos. 13 de Mayo.

Patronales. 2º Fin de Semana de Julio.

Fiesta de S Cosme y S  Damián. 27 de Septiembre.

Iglesia de Santa María, La Villa de Ocón